¿Quienes somos?

Aprenda aquí de nuestros retratos QUIÉN va en el viaje de aventura.

Daniela Moser

hola@vayamos.ch

Me llamo Daniela Moser y nací el 15.01.1969  de nalgas; mi cabecita salió al final.  Eso me produjo falta de oxígeno. Por esa causa algunos recién nacidos mueren; otras veces esta falta de oxígeno produce una parálisis cerebral, CP. Dicha parálisis tiene consecuencias físicas  y mentales. En mi caso, significa que, en mi cerebro, el centro de coordinación, el sentido del equilibrio, las capacidades motoras y la facultad de hablar se hallan afectados en mayor o menor medida.  Por ejemplo, puedo sostenerme de pie, e incluso avanzar algunos pasos pero ciertos movimientos incontrolables hacen  que me sea imposible caminar libremente, que pueda ser autónoma.

 

Por lo general todo mi cuerpo sufre convulsiones, se sacude y se tuerce (a esto se le llama espasticidad o distonía en alternancia) Así,  la mano izquierda  (la derecha no me sirve para nada) se mantiene en el aire antes de poder agarrar con fuerza algo. Y cuando me emociono, peor me resulta controlar los movimientos.  Mi boca es la  menos afectada por la parálisis, aunque a veces las palabras no salgan con toda claridad. Todo lo que otros hacen ayudándose de las manos yo lo hago con la boca. Estas líneas, por ejemplo, las escribo ayudándome de un palo colocado en ella, cliqueando así el teclado de la computadora/ordenador. Hablar, sin embargo, me resulta muy fácil, ¡hablo mucho, «por los codos»! ¡hablo bien! ¡me encanta hablar!

En la vida diaria dependo de la ayuda de mi familia, mis amigos, mis asistentes y mi perro Ivo.

 

A pesar de mis «daños en el techo»(cerebrales), certificados médicamente, puedo decir que, como muchos de mis compañeros “no me falta ningún tornillo” incluso si en el viaje planeado tuviera que asumir durante un corto periodo de tiempo alguna responsabilidad.

 

Debido a la falta de oxígeno al nacer, siempre he contado con un seguro de discapacidad. Además de mis sillas de ruedas, para dentro y para fuera, recibo una pensión completa IV y el nivel más alto de compensación económica. Además, recibo una ayuda extra que me permite pagar a mis asistentes mensualmente y llevar una vida semi-independiente, no institucionalizada. También recibo prestaciones suplementarias de la comunidad para poder vivir en mi propio hogar, (una casita heredada de mi madre) y llegar a fin de mes. Paradójicamente, los contribuyentes encuentran esta forma de vivienda más barata que el alojamiento en un hogar asignado a nuestra condición y limitaciones.

 

Me ayudan cinco asistentes que se ocupan de mis necesidades todos los días. Por lo tanto dirijo mi propia pequeña empresa para la que mi educación comercial me ofrece una buena base. Además he adquirido pericia para ejercer como líder tras seguir varios cursos de formación continua. Mi actitud  positiva hacia la vida y mi entusiasmo por ella siempre me abren puertas. ¡Estoy siempre deseosa de vivir nuevas experiencias!

Esther
Lattmann

hola@vayamos.ch

Me llamo Esther Lattman y nací el 19.03.1983, bastante normal. Sin embargo, también sufro de un ligero daño en el «techo» (cerebro). Cuando mi mejor amiga Dani me explicó su idea, enseguida me apunté a ella.

Desde que tenía 15 años he estado trabajando profesional y apasionadamente en el área de asuntos sociales. No me gusta presumir; prefiero presentarme al trabajo con ropa cómoda y calzado  plano. Porque no es la discapacidad de Dani lo que nos une… aunque nos conocimos hace más de veinte años durante una pasantía.  Desde entonces ha sido parte integral de mi vida como persona, amiga, monitora y mujer.

 

Siempre fue mi deseo emprender un gran viaje.  Un viaje que sólo se hace una vez en la vida. ¡ Con Dani es posible!

 

Mi jefe me da permiso para ausentarme durante tres meses de mi rutina diaria trabajando para poder embarcarme en otras aventuras. El hecho de que mi perro boxer de seis años me acompañe, es todo un reto para mí. Volver a ver a muchos amigos que conocí a través de Dani en España también hace que sea muy especial nuestro viaje.

Cornelia Hess

¿Por qué quiero acompañar a este par de «chifladas»?

 

Muy sencillo: dispongo de tiempo y siento cierta curiosidad

Así que el próximo año seguiré mi muy personal «Camino de Santiago.» Y…

Me alegro por ello.

Ivo

Soy Ivo y nací el 27 de abril del 2011. Con mi tamaño de 48 cms pertenezco a la raza caniche, o como dice Dani, soy un príncipe caniche.

Tenía 10 semanas cuando conocí y me quedé con Dani. La elegí porque creo que es genial viajar en una silla de ruedas eléctrica. No me importa ayudar a Dani. Cuando llega a casa le acerco los pinzones para que la saluden. También le desato los cordones de los zapatos y le quito la chaqueta. ¡Oh, y si algo cae al suelo, lo recojo y luego se lo suelto a Dani en el regazo!

 

Me encanta acompañar a Dani en sus paseos y por eso creo que me va a gustar mucho también acompañarla hasta Cambrils…. junto con mi amigo Samu.

Samu

Soy Samu, un boxer alemán, nacido el 11 de octubre del 2013 en la parte francófona de Suiza.

A pesar de haber visitado muchos centros caninos y de pasar el examen que me habilita como perro de compañía/mascota, soy en especimen muy particular. Soy EL AMOR con forma canina, y no tengo ningún miedo en mostrar mi alegría desbordante; después de una mala experiencia soy muy escéptico con respecto a mis congéneres -los otros perros- y estoy convencido de que un contundente ataque es la mejor defensa.

 

Aparte de Ivo y algunos otros amigos selectos, el restos de los caninos me parecen estúpidos. Soy, por naturaleza, payaso y el arquetipo de mi raza boxer. Nunca me pongo de mal humor y cada día lo vivo como una nueva aventura. Como se me permite acompañar a Esthy al trabajo casi todos los días, me gusta sentarme en medio de los niños y adolescentes y observar, IMPERTURBABLE, el ajetreo y el bullicio que forman. Esthy dice que no puede imaginarse la vida sin mí y que yo soy siempre lo primero. Ni que decir tiene, que también se me permite viajar con ella. Esta será LA EXPERIENCIA DE MI VIDA.

Donación monetaria

El enlace de arriba le llevará directamente a nuestro proyecto. Puede elegir una contribución y una recompensa a través de «APOYO». Después de esto, usted elige su método de pago. 
IMPORTANTE: ¡Si no alcanzamos la cantidad que nos proponemos, le devolveremos su dinero!

Donación de material

Si puede contribuir con material o apoyarnos de alguna otra manera, por favor contáctenos a través del formulario de contacto o por correo (hola@vayamos.ch).
Bleib auf dem Laufenden

Verfolge unsere Reise und Fortschritte und bekomme regelmässig die neusten News.